agencia inmobiliaria barcelona, fincas almendros
agencia inmobiliaria de barcelona

NUESTROS INICIOS

Almendros, agencia inmobiliaria de Barcelona, fue fundada por nuestro padre Josep Almendros en 1963, quien abrió una primera oficina en el número 323 de la Avenida Diagonal con el fin de dedicarse a la intermediación en la compra-venta de terrenos y edificios, ampliando con los años su actividad empresarial, a la promoción inmobiliaria.

ACTUALMENTE

Ahora dirigimos la empresa familiar dos de los tres hijos de Josep, Sergi (Licenciado en Veterinaria, Agente de la Propiedad Inmobiliara (API), Administrador de Fincas y Master en Dirección de Empresas Constructoras e Inmobiliarias), y Germán (Abogado, Agente de la Propiedad Inmobiliaria (API) y Administrador de Fincas).

Almendros agencia inmobiliaria Barcelona
Almendros agencia inmobiliaria Barcelona

EN CONSTANTE EVOLUCIÓN

Tras la incorporación de Sergi en 1982 y de Germán en 1988, ampliamos la actividad de intermediación además de en la compra-venta de edificios y solares, a la relacionada con la compra-venta y alquiler de pisos, locales, casas, oficinas, naves.

En 1995, iniciamos la Administración de Patrimonios Inmobiliarios; y en 1997 la Administración de Fincas y Comunidades.

EXPANSIÓN

Almendros crecía y necesitábamos más espacio, por eso a finales de 1999 trasladamos la sede a la calle Muntaner número 154, donde centralizamos la Administración de fincas.

De nuevo, en el año 2008, como consecuencia del aumento de la actividad inmobiliaria y del número de clientes en la zona alta de la ciudad, abrimos una segunda delegación en la calle Amigó 39.

Recientemente, hemos integrado las dos oficinas de Almendros en un único espacio. Una espaciosa oficina de dos plantas, ubicada en la céntrica y elegante Avda. Pau Casals 15 de Barcelona.

Almendros agencia inmobiliaria Barcelona

- CONOCE -

NUESTRO EQUIPO

Estamos muy orgullosos y satisfechos de haber logrado transformar esta empresa en una Agencia Inmobiliaria multidisciplinar capaz de ofrecer un servicio integral a nuestros clientes, manteniendo intacto su espíritu familiar, y guardando en la memoria la tenacidad y horas incansables de trabajo que le dedicó nuestro padre desde sus inicios.