gestion patrimonial inmobiliaria barcelona, fincas almendros

La estafa de un administrador de fincas a una comunidad de Sarrià – Sant Gervasi (ii)

Administradores de fincas Sarrià – Sant Gervasi (finca en calle Modolell, Barcelona).

Si leiste la primera parte de esta historia, sabrás lo que aconteció a una comunidad de propietarios en el barrio de Sarrià – San Gervasio de Barcelona, quienes después de casi tres décadas con el mismo administrador de fincas, de la noche a la mañana recibieron una notificación que les puso en alerta y disparó todas las alarmas:

La compañía de seguros comunicó por carta al presidente, que la finca dejaba de estar asegurada tras el impago de la cuota correspondiente.

Hecha esta introducción, sigamos relatándote lo sucedido…

administradores fincas sarria barcelona, fincas almendrosLa comunidad de vecinos se pone manos a la obra

Contactó con nosotros un copropietario de la comunidad, a quien Fincas Almendros le gestiona y administra varias propiedades inmobiliarias en Barcelona. Nos contó que le costó muchos días contactar con el administrador de fincas, y que cuando lo consiguió, éste le explicó que se había gastado el dinero de la comunidad en otros asuntos suyos.

¿Te imaginas lo que supone que de la noche a la mañana una finca se entere de algo así?

La noticia creó una gran conmoción entre los propietarios, junto con una fuerte sensación de desprotección.

La solución para esta comunidad de Sarriá estafada por su administrador  

En cuanto nos dieron el visto bueno, y con la idea de hacer un favor al copropietario que nos contactó, nos pusimos en contacto con el Colegio de Administradores de fincas de Barcelona, donde nos contaron que ese administrador acumulaba impagos y deudas de importante cuantía (varias decenas de miles de Euros) con varias comunidades de Barcelona.

De inmediato se celebró una reunión extraordinaria en la que algunos copropietarios propusieron presupuestos de distintos administradores de fincas para que se sometiera a votación para decidir cuál sería el nuevo.

El presupuesto de fincas Almendros resultó ser el más votado.

A partir de ese momento…

  1. Uno de los primeros pasos que dimos fue conocer el estado real de las cuentas de la finca, de cara a saber la realidad y, llegado el caso, intentar recuperar el máximo posible del saldo a favor de la comunidad (unos 8.000€). Par ello, conseguimos ponernos en contacto con el antiguo administrador y este nos dio toda la documentación.

    gestion inmobiaria barcelona, administracion fincas sarria sant gervasi barcelona

  2. Junto a lo anterior, pedimos que nos hiciera una relación de facturas impagadas, para saber a qué atenernos cuando los proveedores se pusieran en contacto con nosotros.
  3. Poco a poco regularizamos la situación. Para ello, al margen de un pequeño importe que se pudo recuperar gracias a una reclamación en el Colegio de Administradores de Fincas para que el seguro de caución abonara una parte de la deuda, fueron necesarias una serie de derramas extraordinarias.
  4. Para paliar el fuerte golpe que había recibido la comunidad y aligerar el pago de la deuda, Fincas Almendros no cobró sus honorarios durante el primer año que dimos servicio a la finca, y además rebajamos las cuotas trimestrales cambiando a varias empresas hasta entonces proveedoras.

Un final medianamente feliz para esta finca de Sarriá – Sant Gervasi

Durante el proceso de cambio de administrador de fincas, valoramos la opción de poner una demanda al antiguo administrador y, aunque teníamos altas probabilidades de ganar, sabíamos que teníamos muy pocas posibilidades de cobrar; por eso los propietarios decidieron asumir la estafa sin pleitear.

gastos comunidades y administracion fincas barcelona, fincas almendrosA pesar de lo anterior, las rebajas en los costes anuales del edificio (cifra cercana al 12%) conseguida por Fincas Almendros, en cierta forma ha permitido que la cantidad estafada se pueda ir recuperando año a año.

Hasta aquí esta delicada historia sucedida en una finca del barrio de Sarriá en Barcelona. En un artículo que seguirá a éste, te explicaremos qué puedes hacer como comunidad para reducir el riesgo de que tu administrador de fincas os engañe y estafe.

Esperamos que esta lectura haya sido de tu interés y te haya dado ideas que te ayuden a saber más sobre el mundo de la administración de fincas, sus problemáticas, y las soluciones que se pueden aplicar a problemas como el que te acabamos de relatar.

Te recordamos que estamos a tu entera disposición para cualquier consulta que puedas tener relacionada con estos u otros temas vinculados al mundo inmobiliario.

 

Guardar

administradores de fincas modolell sarria sant gervasibarcelona

¿Qué hizo una comunidad de propietarios de Sarrià-Sant Gervasi, cuando su administrador de fincas les estafó?

Administradores de fincas: caso real de un edificio en la calle Modolell, muy cerca de la Vía Augusta.

En este blog pretendemos darte consejos útiles a partir del relato de historias reales, relacionadas con la administración de fincas en Barcelona, ya que consideramos que es importante que tengas un espacio de referencia en donde consultar dudas sobre esta temática.

De todos los artículos que escribimos, hay algunos, como por ejemplo el que estás leyendo en este momento, que pretenden ser algo más que un material práctico.

Contarte historias verídicas, en este caso sobre una finca ubicada en Sarrià-Sant Gervasi (un conocido barrio de Barcelona), es una forma de transmitirte lo que a nuestros clientes les sucedió antes de estar con nosotros, y nos ayuda a presentarte soluciones a problemáticas que constantemente nos encontramos como Administradores de Fincas en Barcelona.

El caso que te relatamos a continuación, es uno de los que catalogamos como especialmente delicado: una historia que sucedió hace 4 años en un edificio situado en la calle Modolell, muy cerca de la Vía Augusta, dentro del barrio barcelonés de Sarrià-Sant Gervasi.

El Edificio de Sarrià-Sant Gervasi: características e inquietudes

Situada a escasos metros de una de las arterias principales de la Ciudad Condal, esta finca construida a cuatro vientos en el año 1983, cuenta con 13 viviendas, más 20 plazas de aparcamiento, dos ascensores, conserje y una pequeña zona comunitaria; fue víctima de malas praxis por parte de su antiguo administrador de fincas.

administradores de fincas modolell barcelonaHacía tiempo que los copropietarios sospechaban que algo raro estaba pasando, porque el administrador de fincas de confianza (llevaba casi tres décadas dando servicio a esta comunidad), no les devolvía las llamadas y se demoraba mucho en contestar los emails enviados en horarios de oficina, y tardaba en poner solución a los pequeños percances que, como sucede en todos los edificios de Barcelona, la finca sufría por su uso habitual:

  • puertas que cierran mal,
  • ascensores averiados,
  • puertas de garaje que necesitan revisión,
  • zonas ajardinadas que deben cuidarse y replantarse cada año…

Visto el mal servicio que estaban recibiendo, varios de ellos se habían planteado cambiar de administrador de fincas pero, como es tan habitual en estos casos, nadie programaba un cambio en serio pues pensaban que hacerlo supondría un alto coste y dificultades en los trámites económicos del traspaso de un administrador a otro.

Un pensamiento lógico pero erróneo, que por cierto es bastante habitual en comunidades de propietarios, sobre todo en aquellas que llevan muchos años con el mismo administrador de fincas.

administradores fincas sarria calle modolell barcelonaEl problemón con el que se encontró esta finca de la calle Modolell

Todo seguía su “curso habitual”, hasta que un día llegó al buzón del presidente de la comunidad una carta de la compañía de seguros del edificio, notificando que el seguro del edificio había vencido y que llevaba dos meses sin ser pagado.

La compañía informaba que, según la normativa actual, transcurridos dos meses desde el vencimiento de la póliza sin que haya sido pagada, ésta se cancela, pierde todos sus efectos y el edificio pasa a NO estar asegurado desde ese mismo instante y por tanto, la compañía aseguradora no se hace cargo de ningún percance que pueda suceder a partir de ese momento.

La Comunidad repentinamente se enteró que ya no estaban asegurados, algo muy raro teniendo en cuenta que los copropietarios de la finca estaban al día de todos sus pagos.

Hasta aquí la primera parte de este interesante caso relacionado con el mundo de la administración de fincas en Barcelona. ¿Te gustaría saber lo que sucedió a partir de este momento en la finca?. ¿Qué hicieron los copropietarios?. ¿De qué otras noticias desagradables se enteraron a partir de ese momento?. ¿Se solucionó todo?. ¿Cúal fue el desenlace de toda esta historia?

De todo ello te hablamos en la segunda parte de este post sobre esta finca de Sarriá, la cuál puedes leer haciendo clic en el enlace anterior. Recuerda seguirnos en las redes sociales en las que estamos presentes, Linkedin y Google+, para no perderte el final de esta historia, ni todas las otras que habitualmente compartimos.

Guardar

Guardar

Guardar