administradores fincas eixample ensanche barcelona

Administración de Fincas en el Eixample: un interesante caso en la calle Provenza

¿Pueden los administradores de fincas darle la vuelta a una situación compleja?

Como administradores de fincas, una de las mejores formas de las que disponemos para contarte nuestro trabajo en la ciudad de Barcelona es este blog. Poco a poco, post a post, desgranamos nuestros conocimientos narrándote los que nosotros consideramos casos de éxito, con el objetivo no de explicarte lo buenos que somos, sino que conozcas la realidad de otros, y eso te lleve a mejorar la tuya.

administradores fincas eixample ensanche barcelona

En un artículo pasado te explicamos qué nos llevó a administrar un edificio del barrio de Pedralbes; el caso de éxito sobre administración de fincas en Barcelona de hoy, trata sobre nuestra llegada como sucesores de un antiguo administrador.

Una historia sucedida en una finca de la calle Provenza, en pleno corazón del Eixample, una de las zonas con más solera de la Ciudad Condal, y en la que la buena gestión del equipo de Fincas Almendros ha tenido un papel importante para preservar la finca y el bolsillo de sus propietarios.

Pero antes de entrar en materia, déjanos que te contemos la situación y características de muchos de estos emblemáticos edificios de la ciudad de Barcelona.

Administración de fincas con un valor histórico a preservar

Si eres o conoces Barcelona, sabrás de qué tipo de edificios te hablamos. Son edificios de viviendas de principios de siglo pasado y finales del XIX, hijos del modernismo y del desarrollo industrial. Emblemas arquitectónicos que dotan de una personalidad inconfundible a una ciudad que paso a paso se ha situado entre las mejores capitales mundiales donde vivir y trabajar.

Pero con el paso de los años, las instalaciones de estos edificios van perdiendo vitalidad, y lógicamente deben ser mimadas y cuidadas con un cariño que ayude a presevarlas en el tiempo. Este tipo de edificios del Ensanche (Eixample) barcelonés, es frecuente que con el paso del tiempo muestren entre otros:

  • Ascensores deteriorados.
  • Puertas de acceso que cierran de forma incorrecta.
  • Mala insonorización.
  • Goteras en los áticos producidas por terrados en mal estado.
  • Bajantes en mal estado que pasan por el interior de las paredes, por lo que son difíciles de localizar…

Si eres propietario de una vivienda en un edificio de estas características, como administradores de fincas en la ciudad de Barcelona, te aconsejamos que en la comunidad adoptéis un plan preventivo de intervención, según los niveles de urgencia y las prioridades del edificio, para evitar problemas mayores o catástrofes que pueden ocasionar daños a terceros como, por ejemplo, desprendimientos en los balcones o en el muro de coronación del edificio.

Planificando con antelación, no solo evitaréis problemas como los comentados, sino que también tendréis controlado el desembolso en derramas dolorosas e imprevistas.

Un apunte indispensable: debes ser consciente que los edificios envejecen, al igual que todo, y que transcurridos unos 40 años desde su construcción, empiezan a tener problemas consecuencia del paso del tiempo.

Hecha esta aclaración, entremos a contarte un nuevo caso de éxito del departamento de administración de fincas en Barcelona de Fincas Almendros.

Un edificio en el ensanche con más de 100 años de vida

El edificio protagonista de este relato, fue construido en 1894, es un edificio regio como tantos otros del ensanche barcelonés, dispone de 5 plantas, con dos pisos por planta de unos 60 m2 cada uno, dos locales comerciales en la planta baja y un ático. Un total de 15 entidades con 15 propietarios distintos.

Como te hemos contado, este edificio con más de 100 años de vida, está situado en la calle Provenza. En el tramo de calle donde está ubicado el edificio, pasa el tunel del AVE que conecta las estaciones de Sants y La Sagrera. Pues bien, la unión de estos dos factores (edad + tuneladora), hizo que aparecieran grietas estructurales en la fachada y en el muro de coronación del edificio.

Esto sucedió el año 2004, y obligó a realizar unas importantes obras de rehabilitación.

administradores fincas eixample barcelona

Cabe destacar que, normalmente, la rehabilitación de fachada de un edificio de estas características, debe, en principio, durar unos 40 años aproximadamente. Por este motivo, muchos propietarios estaban descontentos con el trabajo de su hasta entonces administrador de fincas, pues les había propuesto rehabilitar de nuevo la fachada, cuando hacía menos de 10 años que la habían rehabilitado integralmente.

Fue en esa coyuntura cuando la presidenta del edificio, conocida de un cliente nuestro, decidió contactar con Fincas Almendros para pedirnos un informe técnico y buscar soluciones a su problema. Inmediatamente nos pusimos manos a la obra enviando a uno de nuestros arquitectos de confianza, quien confirmó las sospechas de los vecinos: había que volver a reformar pues se había hecho mal anteriormente.

Soluciones creativas como administradores de fincas en Barcelona

En el proceso de estudio del edificio nos dimos cuenta de que había un elemento común, la antigua vivienda de la portera, con el que se podría intentar una operación interesante para la comunidad. Tras una serie de procedimientos administrativos, la desafectamos y pasó a ser un elemento privativo, propiedad de todos los propietarios del edificio y, por lo tanto, se podía vender.

administradores de fincas ensanche barcelonaCon el dinero recaudado de la venta del piso se podría financiar la reforma de la fachada, la coronación del edificio y las obras en el patio de luces, sin que la comunidad tuviera que desembolsar importes adicionales.

Debido a que los propietarios del edificio se sentían desatendidos, y gracias a nuestro rotundo éxito con este nuevo planteamiento, la presidenta del edificio nos propuso como nuevos administradores y, tras una votación, salimos elegidos, por unanimidad, como los nuevos administradores de fincas de este edificio del Eixample de Barcelona.

Es importante decir que conseguimos, además, que una empresa de telefonía alquilara parte del terrado para colocar una antena de televisión. Cosa que hizo que la comunidad de propietarios recibiera a partir de entonces y hasta la fecha, un ingreso que les ayuda a rebajar los gastos anuales.

La recompensa al trabajo bien hecho

Como ya debes saber por otros posts, siempre que entramos como administradores de fincas en una nueva comunidad, la comunidad no tiene por qué preocuparse de nada. Solo tiene que facilitarnos el contacto con el administrador y nosotros nos encargamos del resto de papeleo y proceso de cambio.

Fruto de este buen hacer, 14 años después que hiciéramos ese informe técnico, los propietarios del edificio siguen confiando en nuestra gestión y en nuestro trabajo como administradores de fincas. Tanto es así que junto a los servicios propios de administración de la comunidad, también nos han utilizado como agencia inmobiliaria para alquilar seis pisos de la finca, y vender tres de ellos (operaciones de las que te hablaremos en un futuro).

Hasta aquí esta historia que esperamos te haya aportado buenas ideas. En futuros artículos, seguiremos hablándote de casos de éxito como administradores de fincas en la ciudad de Barcelona, y del trabajo que día a día hacemos con ilusión y ganas de mejorar. Para nosotros es un honor ayudar a cuidar edificios emblemáticos de nuestro querido Ensanche, emblema arquitectónico que ha hecho de Barcelona una marca reconocible en el mundo entero.

Si este post te ha sido útil, compártelo con todos los contactos a los que creas que les puede interesar, y no dejes de seguirnos en las redes sociales en las que estamos presentes para estar al día de noticias relacionadas con la administración de fincas y el mercado inmobiliario.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar