Administración de fincas: conflictos en las comunidades de propietarios (cont.)

 

En un artículo anterior empezamos a detallarte conflictos habituales en las comunidades de vecinos, y te dimos diversas ideas para solucionarlos.

Hoy seguimos hablándote de este tema, incorporando nuevos motivos que suelen derivar en conflicto entre vecinos.

 

Administración de Fincas y los conflictos entre vecinos.

 

 

2- Ruidos molestos de vecinos de la comunidad

 

Este conflicto es un clásico y es que, muchas veces, no solemos ser conscientes del ruido que producimos; si tienes hijos ya sabes lo difícil que es que se acuesten sin que quieran montar un poco de jaleo, y aquellos que tienen una mascota a la que adoran, saben que, cuando se queda sola, ladra y llora porque les echa de menos.

Hay también ruidos provocados de otras causas:

  • fiestas a altas horas de la madrugada,
  • vecinos que hacen ruido en el rellano,
  • jóvenes aspirantes a trompetista que ensayan hasta tarde,
  • melómanos que creen que deben compartir contigo su canción favorita…

 

mejores administradores fincas barcelonaEn estos casos, antes de acusar a nadie de nada, un buen administrador de fincas lo que debería hacer es cerciorarse de si más vecinos sufren el problema, para no meterse en rencillas de índole personal entre dos propietarios.

Una vez aclarado esto, el administrador de fincas debe actuar como mediador y, sin posicionarse en ninguno de los bandos, gestionar las distintas sensibilidades haciendo un enorme ejercicio de empatía; en definitiva: comunicación, comunicación y comunicación.

Sobre temas de mediación te hablamos en este caso de éxito de venta de unos terrenos de varias familias.

Es muy importante, como administrador, no tomar partido en el asunto y ceñirse estrictamente a la legalidad, tratando siempre de proponer soluciones satisfactorias para las dos partes.

 

3- Problemas en pisos turísticos y sus huéspedes – Barcelona

 

En los últimos años este conflicto se ha puesto de moda en Barcelona.

Son muchas las comunidades que no están a favor de este tipo de alquiler porque algunos turistas, al no tener ningún tipo de sentimiento para con la comunidad, puede causar estropicios en las zonas comunes.

Además, estos desperfectos suelen ir acompañados de juergas a altas horas de la madrugada, vómitos, mal uso del ascensor, botellas de cristal rotas…

Tenemos que decirte que, si el propietario del inmueble tiene licencia turística, no hay nada que hacer.

 

En el caso de que no la tuviera, con una demanda es fácil de arreglar pero, si la tiene, ni cambiando los estatutos de la comunidad tiene solución.

 

Lo que sí que puedes hacer, si aún no tenéis ningún tipo de inmueble con esta licencia en vuestra comunidad, es cambiar los estatutos para restringir este tipo de prácticas relacionados con los alquileres de pisos turísticos.

 

«Te lo explicamos con más detalle en este otro artículo».

 

4- Morosidad de algún vecino de la comunidad

 

Cuando se cierran las cuentas anuales, algunas veces, aparecen deudores y el administrador se ve obligado a repartir la deuda entre todos los vecinos.

 

Este suele ser un germen de conflicto muy extendido y más hoy en día, que estamos atravesando momentos económicos complejos.

 

administracion inmuebles barcelonaMuchas veces, el problema no es por falta de voluntad, sino de imposibilidad de pago.

Si este es tu caso, te aconsejamos que, en una reunión de propietarios, comuniques tu situación económica para poder contemplar las posibles soluciones.

 

«Este otro artículo te habla sobre si los morosos de una comunidad pueden o no votar».

 

Por nuestra experiencia te diremos, que si muestras buena voluntad, el resto de propietarios empatizará con tus circunstancias y, juntos podréis encontrar formas de pago.

Si no, como pasa en el 95% de los casos de vecinos y propietarios que no notifican sus problemas, no hay más remedio que demandar judicialmente.

 

5- El portero no cumple sus obligaciones

 

Nos hemos encontrado comunidades en las que el portero incumple con sus obligaciones:

  • no cumple los horarios,
  • no ayuda,
  • no abre la puerta,
  • no viste adecuadamente,
  • llega tarde,
  • come en la portería…

 

Solucionar este punto es sencillo; debe hacerse una carta que contenga una relación de sus incumplimientos y recordarle cuáles son sus obligaciones. Una vez leída, el portero debe firmarla y comprometerse en remediar sus errores.

Si los problemas persisten en el tiempo, y el portero no cambia de actitud, se puede llegar a plantear el despido procedente.

 

— xxx —

 

Hasta aquí esta segunda parte, nos queda una última publicación sobre Admninistraciones de fincas en Barcelona y conflictos en las comunidades que puedes leer haciendo click en el anterior enlace.

Recuerda compartir este artículo si te ha gustado, y seguirnos en cualquiera de las redes sociales en las que estamos presentes para estar al día de nuevas publicaciones.

Guardar

Resumen
product image
Puntuación del autor
1star1star1star1star1star
Puntuación añadida
4.5 based on 35 votes
Nombre del producto
Solucionar conflictos de vecinos de una comunidad
Abrir chat